Actualidad

¿En qué me beneficia la la reforma de la Ley Hipotecaria (13/2015) con relación al catastro?

Con la reciente entrada en vigor de la Ley 13/2015 de 24 de junio se reformaba la Ley Hipotecaria y algunos artículos de la Ley del Catastro Inmobiliario. Este último aspecto es el que en el que vamos a poner el foco en este artículo.

El gran objetivo de la reforma es conseguir la coordinación entre el Registro de la Propiedad y el catastro Inmobiliario.

Como especialistas en derecho inmobiliario debemos afirmar que ésta es una de las mayores problemáticas que nos podemos encontrar a la hora de abordar la adquisición o constitución de derechos sobre un inmueble puesto que, hasta la fecha, el Registro de la Propiedad, es decir, la finca registral, no se identificaba con los datos obrantes en el Catastro Inmobiliario (referencia catastral).

Con la entrada en vigor de la citada Ley se introducen las siguientes novedades:

  • La Escritura de Propiedad (sea el título que fuere) deberá contener siempre la referencia catastral.
  • Cada finca deberá contener un código registral único que se facilitará al Registro de la Propiedad cuando la finca haya sido coordinada. Dicho código vendrá a ser una especie de D.N.I de la finca.
  • Se tendrá que aportar a cada Escritura de Propiedad la certificación catastral descriptiva y gráfica de la finca.
  • En la publicidad registral se tendrá que decir si la finca está o no coordinada gráficamente con el Catastro.
  • Se exige la identificación o delimitación geográfica de las fincas, así como la representación gráfica georreferenciada de las mismas.

Las mencionadas reformar van a reportar beneficios a los diferentes agentes:

  • Al Registro de la Propiedad le permitirá determinar con mayor exactitud la superficie y circunstancias de las fincas que pretenden acceder a la inscripción registral.
  • Al Catastro, le va a permitir conocer y representar gráficamente todas aquellas modificaciones o alteraciones registrales que se produzcan sobre las realidades físicas de las fincas mediante cualquier hecho, negocio o acto jurídico.
  • Al ciudadano, en la medida en que podrá simplificar sus relaciones con ambas instituciones, resultando mucho más sencillo la aportación de la información una vez que su propiedad ha sido debidamente identificada por Registro y Catastro.

 

EQUIPO LEGAL-PRIDECONSULTORES

Si necesitas ayuda o ampliar información sobre este tema no dudes en contactarnos