Actualidad

¿Qué hay que saber sobre el Catastro Inmobiliario?

Probablemente habrás oído hablar del Catastro, bien en el momento de adquirir una vivienda o cuando han de hacer frente al pago del Impuesto sobre Bienes Inmuebles, entre otros casos.

Pues bien, vamos a desgranar lo más importante relativo a qué es y cómo funciona.

El catastro inmobiliario es un registro administrativo dependiente del Ministerio de Hacienda y su principal finalidad es fiscal, aportando la información necesaria para la gestión de diversos impuestos a nivel estatal, autonómico y local. Es un importante órgano de información territorial disponible para todas las administraciones públicas, fedatarios, empresas y ciudadanos.

Respecto al contenido de esa información, de forma genérica, el Catastro describe bienes inmuebles, rústicos y de características especiales, indicando sus condiciones físicas, jurídicas y económicas, tales como la localización y referencia catastral, superficie, uso y destino, clase de cultivo, representación gráfica, valor catastral y titular catastral.

Parte de esta información (datos de los titulares catastrales y valores catastrales) se encuentra protegida y únicamente pueden tener acceso aquellos que cuenten con el consentimiento del afectado así como las Autoridades Públicas (Jueces, Fiscales, Defensor del Pueblo) en el ejercicio de sus funciones.

Una cuestión muy importante es que los datos incorporados al Catastro se presumen ciertos, salvo prueba en contra y sin perjuicio del Registro de la Propiedad que siempre prevalecerá. En este sentido y, a diferencia del Registro de la Propiedad, el Catastro no determina propiedades ni reconoce situaciones jurídico privadas.

Todos los bienes inmuebles acceden al Catastro con una referencia (catastral) que deberá figurar en todos los documentos de naturaleza económica o fiscal vinculadas a cada bien, como por ejemplo, la descripción del inmueble objeto de compraventa.

Cada inmueble tiene asignado un valor (valor catastral) que está integrado por el valor catastral del suelo y por el de las construcciones. La determinación de dicho valor se realiza en base a los siguientes criterios:

  • Localización, circunstancias urbanísticas que afecten al suelo y aptitud para la producción.
  • Coste de ejecución material de las construcciones, antigüedad de la edificación, tributos y otras condiciones de las edificaciones.
  • Circunstancias y valores del mercado.
  • Cualquier otro factor relevante determinado reglamentariamente.

Hay que tener en cuenta también que el valor catastral no puede superar el valor de mercado. Por otro lado, las normas técnicas de valoración y los cuadros marco de valores se encuentran definidos legislativamente.

La determinación del valor catastral se realiza a través de las respectivas ponencias de valores que suelen ser de ámbito municipal. Los valores catastrales son actualizados cada 5 años o en los casos en que existan diferencias sustanciales entre los valores de mercado y los que sirvieron de base para la determinación de los valores catastrales vigentes

Es importante tener en cuenta que cualquier titular de un derecho de propiedad, concesión administrativa, usufructo o superficie está obligado a comunicar al Catastro tanto la constitución del derecho y sus condiciones como la variación de esos datos. La falta de comunicación de esos datos conllevará la aplicación de una sanción que, en algunos casos, podría llegar a los 6.000€.

 

EQUIPO LEGAL-PRIDECONSULTORES

Si necesitas ayuda o ampliar información sobre este tema no dudes en contactarnos